miércoles, 24 de agosto de 2016


Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María
23 de agosto de 2016

Mis queridos hijos, cuando el Espíritu Santo entre en vuestros corazones, reavivará la fe, la esperanza y el amor, que son las tres virtudes que da Mi Corazón Inmaculado a las almas de los apóstoles de estos últimos tiempos.

Queridos hijos, y el Espíritu Santo les moverá a actuar en el amor y abrirá vuestros corazones para que, desde el amor, vivan los dones y los frutos del Espíritu de Dios. Queridos hijos, y así ustedes se convertirán en piedras vivas del Santuario de Mi Hijo.

Pequeños, con la Unción del Espíritu Santo serán verdaderos apóstoles de los últimos tiempos encendidos en el celo de amor por la Gloria del Padre y la salvación de sus demás hermanos. Como apóstoles de los últimos tiempos exaltarán la Eucaristía y amarán el Santo Rosario. Como apóstoles de los últimos tiempos creerán en el Espíritu Santo que sopla y vive en los corazones consagrados a Mi Corazón Inmaculado.

Pequeños, les animo a que se levanten y me sigan como mis pequeños apóstoles en este fin de los tiempos, y llevemos al mundo la Presencia Eucarística de Mi Hijo Jesús.

Les amo y les bendigo, en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.