Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María
21 de agosto de 2016

Mis queridos hijos, Mi Corazón Inmaculado sigue intercediendo para que sus corazones adquieran el Don del Espíritu Santo. Queridos hijos, es necesario abrir el corazón al Amor de Dios para recibir la Presencia del Espíritu Santo prometido por Mi Hijo.

Queridos hijos, cuando el Espíritu Santo esté en ustedes, actuará en ustedes, quitando con su Fuego Divino las malezas y los defectos, y todo lo que sea opuesto al Amor Santo.

Queridos hijos, y así el Espíritu de Dios hará en vosotros almas puras, almas nuevas. Y formará con Mi Presencia Materna a Jesús en cada uno de mis hijos, implantará en vosotros la imagen de Jesús. Y el Espíritu Santo dará a vuestros corazones, un amor tierno y profundo al Corazón Eucarístico de Mi Hijo Sacramentado.

Y en la lectura de la Palabra abrirá vuestras mentes y corazones para que comprendan que Nuestros Llamados de Amor y de Conversión, dados al mundo a través de este pequeño portavoz de Nuestros Sagrados Corazones, están basados en la Sagrada Escritura para guiar a los hombres a una verdadera conversión.

Queridos hijos, y así lentamente como en un proceso de gestación, sólo que espiritual, el Espíritu de Dios hará de ustedes verdaderos apóstoles del fin de los tiempos y verdaderos hijos míos.

Pequeños, oro por vosotros. Les amo y les bendigo en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Queridos hijos, lean la Carta a los Gálatas, capítulo 2.